Si tuvieras que contarle la experiencia de los Ejercicios Espirituales a alguien ¿que le dirías?


Transcribimos a continuación los testimonios surgidos de una encuesta final hecha durante 2007, 2008 y 2009 en la Parroquia Ntra. Sra de las Nieves, sobre la experiencia vivida en los Ejercicios Espirituales.

  • "En los ejercicios, Dios se me hizo presente en mi cotidianeidad de forma mas consciente. Empecé a orar como nunca antes lo hice en mi vida. Me hizo repensar en mi forma de vida, poder modificar algunas cosas, querer tener mi encuentro con Jesús en la oración... Querer hablar de El, ahondar en la Biblia. Un gran regalo y además de saberme parte de una comunidad" (N.A.)
  • "Los ejercicios me sirvieron para tomar conciencia de lo mucho que nos ama Dios y de las tentaciones que el maligno nos pone. Particularmente, cuanto más enganchado, más tentaciones... cuando estaba alejado de los Ejercicios, no había tentaciones." (E.S.)
  • "Si tuviera que contarle los ejercicios a alguien, le diría que no hay nada más hermoso que estar en su Presencia, que me ha mostrado muchos aspectos de mi vida que he deseado cambiar. Que a través de los ejercicios, siento que he evolucionado en esos aspectos y que el Señor se ha hecho presente para ayudarme de una manera incondicional. El hace perfectas todas las cosas. No diría que me resultó fácil vivirlo todos los días, sino que los ejercicios hicieron que los días de mi vida fueran más fáciles. Realmente me ayudaron a acercarme a Dios en su Santísima Trinidad." (M.D.)
  • "Con los ejercicios pude iniciar una nueva relación con Dios. Me ayudaron a ordenarme, me proporcionaron herramientas útiles para el discernimiento. El amor del Padre, el amor de Jesús y su sacrificio por mí, se me manifestó de una manera extraordinaria. Aprendí a buscar y ver a Dios en todas las situaciones cotidianas, guiándome, sosteniendome en mis debilidades, y algo me quedó totalmente claro: que para corresponder a su amor lo que tengo que hacer es amar sirviendo a los que me rodean." (L.L.)
  • "Lo que más me gustó de los ejercicios es la "obligación y el compromiso" de tener que sentarme cada día para escuchar, aprender y hablar con Dios. Dios me ayudó dándome voluntad para vivierlo cada día. Para mí ha sido una gran bendición." (G.G.)
  • "En el trabajo semanal de los ejercicios, entre todas las palabras, sólo me quedaba con pocas frases que resonaban mucho. No me resultó fácill vivirlo todos los días, pero nada es fácil en la vida, salvo el mal." (R.G.)
  • "Los ejercicios, ahora para mi son como una "droga": no puedo dejar de rezar y querer hacer la hora de oración y esperar el viernes a juntarme y compartir lo de todos" (A.S.C.)
  • "Los ejercicios fueron una experiencia fuerte de la que doy gracias a Dios" (M.C.)
  • "Los ejercicios me ayudaron a reflexionar y mirar hacia mi interior" (A.C.)
  • "La primera etapa de los ejercicios, me dió herramientas para superar debilidades, sentía mas la presencia de Jesús, veía signos muy claros de su presencia y mensaje. Pude vivirlo todos los días". (S.R.)
  • "Los ejercicios me hicieron crecer en el gustar y sentir íntimamente el amor de Dios en la oración. Descubrí lo que es poner la vida en manos de Dios y que sea El, el que pilotee tu vida, querer y desear Su Voluntad por sobre la mía. No sólo es una hora de oración sino que me ayuda a ver y a estar atenta durante todo el día, viendo que quiere Dios de mi". (B.S.)
  • "A través de los ejercicios aprendí a escuchar mejor a Dios y así darle un lugar importante en mi vida. El me mostró Su Voluntad y me enseñó el poder de su amor y su misericordia. Estoy esforzándome por obrar y servir cada vez con mayor ánimo y generosidad porque descubrí que hay un Dios que me ama y murió por mí y a El le agradezco y ofrezco mi vida". (M.P. 16 años)
  • "Le recomendaría los ejercicios a todo el que necesite un camino espiritual y de fe. Ayuda a ver dentro de uno, a encontrar a Dios. Es muy bueno que sea en el día a día" (M.L.A.)
  • "Hacer los ejercicios me ayudó mucho a parar y sentir lo que me pasa por dentro, abrir mi corazón para escucharlo a El. Todavía me cuesta pero sé que no estoy sola. A veces me costaba encontrar el tiempo pero al final de la semana me quedaba con alguna frase o hecho para seguir rumiando".(R.P.)
  • "Siempre recomiendo los ejercicios, pues creo que me han dado una mirada diferente y positiva de muchas cosas. Generalmente salí rebosante de cada encuentro, lo difícil era permanecer en esto" (M.O.)
  • "Durante los ejercicios y después, no me resultó fácil hacerme el hábito, pero cuando lo he logrado me he sentido agraciada y feliz. Quisiera repetirlo para lograr vencer la desidia y hacerlo una forma de vida ya que los temas me han movido "pelusas interiores", y me han ayudado a acercarme a Jesús. He descubierto pecados encubiertos que tengo, tentaciones sutiles, he podido discernir algunas actitudes, y estoy trabajando el "actuar", el servir, el volver a ser testimonio y sentir la felicidad de la entrega. Los videos me parecieron excelentes y motivadores para el tema a trabajar. Las fichas, algunas muy intensas para hacerlas en un día" (M.G.) 

Testimonios en audio